CONSERVAS

Quien quiera vivir de lo que él mismo cultiva, querrá conservar alguna cosa mediante métodos que mejoren su sabor natural, envasándolas, encurtiendolas o convirtiéndolas en vino. No hay que anime mas ver tarros de conservas en nuestras alacenas; el sabor de cualquier fruta o verdura, convertida en mermelada, confitura y otras cosas, no tiene comparación.

conservas y encurtidos


Embotellado de conservas 
El embotellado se basa en un principio muy simple. Los alimentos se envasan en frascos que después se ponen a cierta temperatura manteniendo un tiempo necesario para destruir todas las bacterias, mohos y virus, para que así luego se cierre herméticamente con el fin de que no entre ningún otro organismo patógeno. De este modo, el contenido de os frascos se esteriliza al calor y queda protegido contra los organismos que causen la putrefacción.
Nota: las frutas se conservan muy bien en frascos, pero las verduras casi no, ya que estas tienen poco ácido que es lo que facilita la conservación.
Pero por otra parte, los tomates que no son en rigor una verdura, son idóneos para embotellar.

Frascos para embotellar conservas :
Los frascos para conservar deben tener la tapa hermética, capaz de soportar el vacío y fabricada de modo que el metal no esté en contacto con el contenido del frasco. Es preciso untar con vaselina las partes metálicas de estos frascos para evitar que se oxiden, tanto si están llenos como si están vacíos, y guardar en sitios oscuro los anillos de goma, si los utiliza, porque la luz los afecta.

Para poner conservas en frascos hace falta también un recipiente grande donde se puedan poner a cocer los frascos, debe tener doble fondo, para que los frascos no queden demasiado expuestos al calor. Si no, se puede poner en el fondo una tabla o incluso una toalla doblada. La fruta se debe meter dentro del frasco bien apretada.

MÉTODOS DE CONSERVAS
- Método del baño de agua fría
La fruta se mete en los frascos en salmuera o en almíbar frío. Se colocan en agua fría dentro del recipiente ya mencionado, se calienta  el agua durante una hora de modo que alcance los 54ºC , y durante otra media hora debe llegar a una determinada temperatura según la fruta que estemos utilizando:

Fruta blanda: Moras,frambuesa, grosella, manzanas en rebanadas, etc = 74ºC , 10 minutos
Fruta de hueso: cereza, ciruela, etc = 83ºC, 15 minutos
Tomates = 88ºC, 30 minutos

- Método del baño caliente
Se llena los frascos, con la fruta bien compacta con almíbar o salmuera caliente, se tapan sin apretar y se introduce en agua templada, que se lleva punto de ebullición y después se hace cocer a fuego lento durante el tiempo de cada diferente fruta:

Fruta blanda: 88ºc , 2 minutos
Fruta de hueso: cereza, ciruela, etc = 88ºC, 10 minutos
Tomates = 88ºC, 40 minutos

Nota: Se necesita 90 minutos para que el agua fría alcance la temperatura requerida.
Si va a conservar cítricos se sigue las misma temperatura y tiempo de las fruta con hueso en los dos métodos.