Busca lo que te interesa

Como hacer Conservas de Cardo

Hacer Conservas de Cardo

El Cardo común, cardo de comer o cardo de huerta, porque muchos otros cardos salen en lugares incultos y sólo los aprovechan los asnos, que pueden con sus espinas aun retemblándoles los morros por las punzadas, es planta vivaz que puede crecer desde 3 palmos por lo menos hasta la altura de un hombre.

Las pencas del cardo constituyen un buen alimento de régimen para todas aquellas personas a quien no sienta bien la fécula, sobre todo a los diabéticos, porque en lugar de ésta, el cardo contiene inulina. (fructosano o fructano, que se encuentran generalmente en las raíces, tubérculos y rizomas de ciertas plantas.).
Por consiguiente, el cardo es más bien un alimento dietético que no un medicamento, del cual se utilizan las pencas, aporcadas o substraídas por artificio a la acción de la luz, con lo cual blanquean y se ablandan. Los buenos cardos han de tener las pencas macizas. El cardo se guisa de mil maneras, y toma el sabor que se le quiera dar, como ocurre con muchos hongos. También se comen crudo y se dice que algunos llegan a apasionarse por el cardo como el rey Enrique VIII, padecía acantofagia, que es, precisamente, pasión desmedida por comer cardos.

Hacer Conserva de Cardo
Hacer la conserva de cardo no es lo  mas difícil es limpiar los cardos. aquí le dejamos un vídeo sobre Como limpiar Cardos

Recetas para la Conservas de Cardo
Ingredientes:

  • Cardo en trozos de unos 5 cm. de largo
  • El zumo de un limón
  • Una cucharada de harina
  • Una cucharadita de sal
Preparación:
En una olla express poner agua, el zumo del limón, la sal y la mitad de la harina. Disolver. La función del zumo de limón y la harina es evitar el cardo tome un color negruzco.
Añadir el cardo y hervir durante aproximadamente 30-40 minutos.
Una vez alcanzado el punto de ternura deseado, los metemos en los tarros que previamente hemos esterilizado junto con las tapas, los llenamos con los cardos y les echamos el agua de cocerlos hasta arriba.
Cerramos los tarros y les ponemos al baño maría durante unos 40 minutos desde que empieza a hervir, trascurrido ese tiempo les sacamos y les ponemos encima de un paño boca abajo hasta que enfríen.


+ Información 
CONSERVAS



ENCUENTRA LO QUE BUSCAS